En 2020 la alcaldesa negó ayudas municipales y en 2021, tras las reiteradas demandas del PP, reservó una partida en febrero para convocar un plan que hoy sigue sin basesSilvana Rovira con comerciantes de Almassora

Almassora, 7 de octubre de 2021: Los autónomos de Almassora que el 14 de marzo de 2020 se vieron obligados a cerrar la persiana de sus negocios, siguen hoy, 18 meses después, sin recibir un solo euro en forma de ayuda de su ayuntamiento. Gobernado por el PSOE, y apoyado por Ciudadanos, la alcaldesa Merche Galí “ha malgastado en propaganda pero no ha invertido un solo euro del municipio en apoyar a quienes nos dan servicio, bienestar y generan empleo”.

Así lo ha considerado Silvana Rovira, concejala del PP en Almassora, quien ha lamentado que “hoy el tejido económico de nuestra localidad, el pequeño comercio, los autónomos que cada día levantan la persiana de su negocio, hayan oído buenas palabras pero no hayan ingresado un triste euro de quienes vendían humo”.

El PSOE “se gasta el dinero de todos en propaganda, cuando lo que la población desea es que lo invierta en quienes son sinónimo de riqueza”. “Y sin lugar a dudas, los autónomos han sufrido mucho en esta pandemia. Muchos se han visto obligados incluso a cerrar su medio de vida porque no podían hacer frente a los gastos. Y ante este drama, ¿qué ha hecho el PSOE? Nada”.

El PP reclamó desde el minuto cero de la pandemia un plan de ayudas municipal que paliara la crisis económica del pequeño y mediano comercio. “No lo conseguimos. No quisieron dedicar un solo euro pese a que suspendieron las fiestas y había dinero suficiente para poder hacer frente a la crisis. La alcaldesa prefería alardear de la escasa deuda del municipio”.

La reiterada demanda del PP, que reclamaba un fondo de 500.000 euros en forma de ayudas, fue rechazado por PSOE y Ciudadanos en el presupuesto. En febrero, finalmente, aceptaron reservar 300.000 euros. Una partida “que hoy no se ha aprovechado porque el PSOE en lugar de trabajar, se ha dedicado a vender humo. No hay bases, no hay un plan. No hay nada. Y hoy lamentablemente muchos negocios ya no volverán a levantar la persiana. Un cierre que nos duele a todos y que podría quizás haberse evitado si el PSOE creyera en nuestros autónomos”.