Tramos de Benafelí y Els Clots, La Molineta, Vora Riu, Pla de Museros o el Camí Vell de l’Alcora son algunas de las vías que carecen de mantenimientoJosé Claramonte PP Almassora

Almassora, 6 de septiembre de 2018: El Grupo Municipal del Partido Popular en Almassora ha trasladado al Consejo Agrario un listado de caminos rurales cuyas deficiencias por la falta de mantenimiento y conservación urgen una mejora de asfaltado que mejore sus condiciones. Cerca de una decena de caminos “presentan un estado deficiente que debería provocar una actuación por parte de quien hoy gobierna Almassora”.

Es por ello, tal y como ha señalado José Claramonte, concejal del PP en Almassora, “que tendemos la mano para trabajar en su mejora, porque de esta situación precaria se pueden derivar problemas de seguridad que deberíamos a toda costa evitar”. Esta situación afecta a tramos del Camí Benafelí y Els Clots, así como a La Molineta, Vora Riu, Pla de Museros o el Camí Vell de l’Alcora.

En la actualidad, ni PSPV ni Compromís han invertido un solo euro de los 7.000 escasos que reservaron en el presupuesto de 2018. “Les hemos preguntado periódicamente cuándo piensan invertir, porque cada mes que pasa es un mes más que se suma al abandono y deficiencias de estos caminos, y con ellos crece la inseguridad para quienes utilizan habitualmente estas vías”.

Para el PP, “es triste que en pleno mes de septiembre no se haya invertido un solo euro en conservación, pero es todavía más dramático que los ‘dos ayuntamientos’ que nos gobiernan hayan además perdido ayudas que nos hubieran permitido financiar a coste cero la mejora de caminos rurales”.

Claramonte se ha referido a la orden de ayudas convocada el 7 de marzo de 2018 por la Conselleria de Agricultura para financiar el acondicionamiento de caminos rurales. “Ni PSPV ni Compromís solicitaron estas ayudas que en estos momentos municipios vecinos como Vila-real ya disfrutan”. Una circunstancia que “lamentamos profundamente porque la falta de trabajo y absoluta descoordinación de ambos partidos la acabamos pagando los vecinos de Almassora de nuestros bolsillos”.