El 15 de marzo la alcaldesa y el edil de Deportes se hacían la foto y medio año después la infraestructura está rota, en desuso y degradada. “Perdemos todos”Embarcadero de piraguas Almassora (2)

Almassora, 21 de septiembre de 2021: Solo han sido necesarios seis meses para que el embarcadero de piraguas que la alcaldesa de Almassora, la socialista Merche Galí, inauguró el pasado 16 de marzo en Santa Quitèria, esté degradado, abandonado y en desuso con un gasto para los bolsillos de todos los vecinos de cerca de 44.000 euros.

La inversión, que se desarrolló entre diciembre de 2019 y 2020, formaba parte de los proyectos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi), y estaba cofinanciada al 50% por los vecinos de la localidad y los fondos Feder de la Unión Europea.

Es una verdadera lástima que proyectos que deberían ser útiles a la población presenten un estado de abandono tan grave como el que registra este recurso. El acceso al pantalán mediante vehículo está prácticamente cegado por la proliferación de los cañares, que es evidente que no reciben ningún tipo de mantenimiento. El inodoro portátil tiene la puerta empotrada contra el contenedor de las piraguas de modo que queda anulado su uso; la plataforma de acceso está retirada y la balsa de desinfección acumula hojas y restos”, tal y como explica José Claramonte, concejal del PP en el Ayuntamiento de Almassora.

En definitiva, “hemos gastado 43.816,02 euros en un recurso que hoy presenta una visión lamentable y que debería estar en condiciones para su uso y disfrute, que es en la práctica para lo que se construyó”.

Desde el Partido Popular han hecho un llamamiento a la alcaldesa socialista y a su concejal de Deportes, Sergio Gómez, para que vuelvan al embarcadero y se hagan de nuevo la foto. “Es necesario que pisen la calle y visiten esta instalación a la que acudieron un 15 de marzo de 2021 para publicitar la puesta en marcha del recurso. El mismo que hoy está prácticamente inhabilitado porque quienes gobiernan no han invertido ni en conservación ni en mantenimiento pese a que nos ha costado 44.000 euros su puesta en marcha”.