Estamos preparados para poner en marcha las medidas que quienes hoy gobiernan rechazan castigando a quienes sufren el problema”, afirma Vicente Blay Casino (PP)Vicente Blay Casino

Almassora, 13 de septiembre de 2022: PSOE y Compromís se han aliado en Almassora para rechazar la iniciativa que el PP en defensa de soluciones para los vecinos que sufren la okupación ilegal de viviendas, bien como propietarios, bien como residentes.

Lo han hecho rechazando la propuesta que Vicente Blay Casino, portavoz adjunto del PP en Almassora, presentó ayer en pleno con el objetivo de reclamar medidas “a todos los niveles” para luchar “contra una lacra que nos puede afectar a todos”.

Tal y como ha declarado el regidor del PP, “resulta desesperante para muchas familias ver cómo la vivienda en la que has depositado los ahorros de toda una vida resulta okupada de forma ilegal y el delincuente no recibe ningún castigo”. Al contrario, “se convierte en víctima y poco menos que en verdugo el titular del inmueble”.

Una situación de la que “Almassora no es ajena” y que requiere de acuerdos por parte de todas las fuerzas políticas para atajar un problema “que lejos de reducirse, va en aumento”. Con este objetivo, señala Blay Casino, “presentamos esta iniciativa que planteaba soluciones eficaces para que aquellos que deciden delinquir allanando una vivienda que no les pertenece, encuentren barreras en el camino en lugar de facilidades”.

Lamentablemente, ha declarado Blay, “lejos de encontrar un consenso, que es lo que quieren nuestros vecinos, nos hemos encontrado con un rechazo que demuestra lo poco que les importan a PSOE y Compromís los vecinos que sufren este problema”. “Habilitar medidas para impedir a los okupas empadronarse en un inmueble que no les pertenece era una opción útil que lamentablemente han decidido rechazar”, ha explicado Blay.

Por nuestra parte, ha declarado el portavoz adjunto del PP en Almassora, “vamos a seguir trabajando con las ideas útiles de nuestro presidente nacional, Alberto Núñez Feijóo, que pide una reforma legislativa que permita el desalojo de los okupas en un plazo máximo de 24 horas, además de recuperar el delito de usurpación de bienes inmuebles y exigir la salida inmediata de aquel que decide adueñarse de un inmueble y no puede demostrar la titularidad del mismo.