Las protestas vecinales “no se resuelven ignorando el problema”. “Entre todos, hemos de resolver esta situación, porque los ruidos superan los límites marcados por la ley”Silvana Rovira PP Almassora

Almassora, 20 de abril de 2021: El Partido Popular de Almassora volvió ayer a llevar a pleno la demanda de los vecinos del litoral que exige resolver los problemas de ruidos que sufren desde hace años. “Somos conscientes de que hay un problema. Somos conscientes de que los niveles de ruidos superan los límites establecidos por ley. No podemos ignorar las protestas. Por eso nuestra propuesta es ser capaces de trabajar conjuntamente para actuar, pero con hechos, no con titulares, porque las promesas se las lleva el viento y los vecinos están ya muy cansados”.

Silvana Rovira, concejala del PP en el Ayuntamiento de Almassora, volvió a convertir ayer a los vecinos de la playa “en los protagonistas de este pleno, porque no podemos seguir dándoles la espalda como si nada ocurriera”. “En la zona norte de nuestro litoral se dan constantes problemas de ruido y olores”, ha recordado, “y debemos dar un paso más, encargar un estudio acústico y acudir donde sea oportuno para denunciar esta situación absolutamente irregular”.

Y para conseguirlo, el PP volvió ayer a tender su mano. “Esperamos que sean capaces de trabajar por ello. Nosotros apoyaremos cualquier iniciativa que dé protagonismo a los vecinos, que les escuche y resuelva sus problemas. Pero no más promesas, ni anuncios, ni titulares, porque la desesperación en la que se encuentran los residentes es absoluta”.

En este sentido, Rovira ha garantizado “que el trabajo del PP va a seguir estando al lado de los vecinos, a los que queremos que escuchen quienes desean silenciarlos”. “Hoy conocemos que los ruidos superan los límites establecidos por la ley autonómica no porque PSOE y Ciudadanos hayan actuado en ese sentido, sino porque los afectados han comprado medidores homologados para constatar esta irregularidad”. Por ello, señala Rovira, “es urgente actuar porque los episodios que llegan de empresas del polígono del Serrallo son cada vez más frecuentes y la nuestra es una playa tranquila que desea residir y convivir en paz. Los derechos que nosotros, como representantes públicos, hemos de garantizar para proteger a los residentes en lugar de darles la espalda como ocurre lamentablemente desde hace años”.