Con el aval de una alcaldesa que calla ante su jefe de filas, el municipio ha visto cómo recortaban el horario del consultorio de la playa o las especialidades de Pío XIISilvana Rovira PP Almassora

Almassora, 31 de enero de 2020: El PSPV de Ximo Puig se ha marcado como objetivo recortar los servicios sanitarios en Almassora para que el presidente de la Generalitat pueda pagar a los 116 asesores que están a su cargo pese a que garantizó que los reduciría a 24. La sangría de servicios que ha ejecutado el Consell en la localidad no solo se ha traducido en un recorte de especialidades en el Centro Sanitario Integrado de Pío XII. Se extiende también a la playa, donde el consultorio médico dejó este verano de prestar servicio de lunes a viernes para limitarse a tres días a la semana.

Los recortes del Consell se han ejecutado con el beneplácito de la alcaldesa del PSPV. Desde que en 2017 comenzaran a aplicarse los recortes de especialidades en Pío XII, el CSI inaugurado en 2011 por el PP ha perdido de forma constante la amplia cartera de especialistas con la que abrió sus puertas.

El PP ha demandado desde hace más de dos años el cese de estos recortes. Lo hizo tanto en Pío XII como en el consultorio de la playa, que también ha sufrido la tijera del PSPV. “Sin embargo, desde la alcaldía de Almassora se ha consentido esta situación. Hasta el punto que el pasado verano tuvimos que escuchar que el recorte en el consultorio de la playa se hacía para optimizarlo, porque la gente aprovechaba los días de mercado para ir al pueblo al médico”.

Silvana Rovira, concejala del PP, ha tachado de “hipocresía” al PSPV de la localidad. “Los recortes, ahora que gobierna el PSPV, son medidas para optimizar servicios”. “Es una absoluta vergüenza que a nuestro pueblo les estén privando de servicios básicos que desde el PP garantizamos e implantamos y ahora les obliguen a acudir a centros hospitalarios en Castellón porque la alcaldía maquilla los recortes antes que defender a los vecinos”.

Desde el PP, “vamos a seguir exigiendo el cese de este desmantelamiento. Como lo hemos pedido desde hace años. Porque si hemos ocupado un cargo público es para proteger a nuestros vecinos, no para blanquear a un Consell que ha encontrado en Almassora una aliada fiel para recortar prestaciones”.