Nuestro litoral es un patrimonio de todos por el que merece la pena luchar. Urge, tras las obras lanzadas por el PP, que nuestra playa siga protegida”, señala TormoMaría-Tormo-playa-Benafelí-1024x768

Almassora, 6 de octubre de 2021: El Partido Popular de Almassora ha reivindicado la inversión para la playa de Almassora que ponga fin a “otro año en blanco que nuestro litoral suma después de que fuera el PP, en el año 2015, quien adjudicó las obras de regeneración de Benafelí”.

La playa de Pla de la Torre, próximo objetivo de Costas en Almassora, sigue sin recibir un solo euro “pese a los continuos anuncios de la alcaldesa, Merche Galí”. “Nuestro litoral es un patrimonio de todos por el que merece la pena luchar. Y es necesario un plan de conservación y mantenimiento los 365 días del año, no solo ligado a los periodos estivales y vacacionales”, ha manifestado María Tormo, portavoz del PP en Almassora.

En efecto, “la nuestra es una playa que poco a poco se ha ido convirtiendo en domicilio habitual para miles de familias. Vecinos que han optado por la tranquilidad y la paz de un entorno que debe garantizar calidad de vida y bienestar”. Por ello, explica la regidora, “seguimos considerando que tras el último gran proyecto que se ejecutó en nuestra costa, el que el PP reivindicó y consiguió que se licitara para frenar la regresión en Benafelí, es necesario que la alcaldesa se crea nuestra playa y apueste por ella”.

La última regeneración que recibió la playa de Almassora fue licitada durante el gobierno del PP el 27 de junio del 2014 y adjudicada el 16 de marzo de 2015 por un importe de 1.338.942,99 euros. “Hubiéramos deseado que la acción en nuestra playa fuera más contundente por parte de la izquierda. Sin embargo, solo nos hemos encontrado con propaganda que, por el momento, no se ha traducido en hechos”. Y desde el PP, señala Tormo, “vamos a estar al lado de los vecinos, reclamando la protección de un litoral que evite la invasión de las viviendas de primera línea”. “Exigiendo la inversión en una playa que merece las infraestructuras anunciadas, los servicios básicos que se corresponden con los impuestos que se cobran, y el protagonismo de un núcleo de población que cada vez es más numeroso”.