María Tormo, presidenta del PP en Almassora, reivindica el consenso para acudir a Valencia “y exigir, todos los portavoces, un basta ya al desmantelamiento sanitario”María Tormo PP Almassora

Almassora, 1 de agosto de 2022: La portavoz del PP en Almassora y presidenta local del PP, María Tormo, ha logrado hoy el compromiso para que una representación de todos los partidos de la corporación acudan a Valencia para exigir al conseller de Sanitat la restitución de la cobertura sanitaria que el PSOE ha desmantelado en la localidad.

Lo ha logrado en el seno de la Junta de Portavoces, en defensa de una propuesta que presentó el PP la semana pasada después de que el PSOE dejara sin médicos ni enfermeras el CSI Pío XII. “En el PP creemos que hay principios que nunca deberían medirse por la ideología. Y el ataque que está sufriendo nuestra localidad en materia sanitaria no debería estar sesgado por colores políticos”.

Por ello, “y porque creo que todos deberíamos defender la mejor cobertura sanitaria para nuestros vecinos”, Tormo ha forjado hoy un acuerdo de todos los grupos “que permita que se solicite una reunión con el conseller de Sanitat para que nos devuelva todo lo que nos ha quitado”. Una reunión “en la que deben estar presentes los portavoces de los cuatro partidos políticos representados en Almassora. Porque todos deseamos lo mismo y junto seremos más fuertes”.

La iniciativa defendida por María Tormo advierte del desmantelamiento sanitario al que estamos asistiendo desde hace más de un lustro”. “En el PP estamos convencidos de que hay otra forma de gobernar y estamos preparados para afrontar el cambio que cada vez más vecinos nos reclaman”. Hacerlo para defender “a nuestro pueblo frente a castigos injustos e inmerecidos”.

Porque hoy, tal y como ha relatado la portavoz del PP en Almassora, el CSI Pío XII que el PP inauguró en marzo de 2011 con una cartera de especialidades holgada está desmantelado. El consultorio médico de Pla de la Torre, en la playa, que con el PP prestaba servicio de lunes a viernes durante los meses de verano, está cerrado. Y el centro de salud de la calle San Pedro está colapsado. De doce médicos, solo seis están operativos para una población cercana a los 27.000 habitantes. “Esa es la dura realidad que nadie hace falta que le cuente a ningún vecino de nuestro municipio. Porque la sufre en sus carnes”, ha concluido la regidora.