La suciedad que hoy empaña la belleza de nuestro pueblo tiene los días contados de la mano de un proyecto que siente, piensa y exige otra forma de hacer las cosas”Equipo María Tormo

Almassora, 30 de octubre de 2021: La nueva presidenta del Partido Popular de Almassora, María Tormo, ha reivindicado el protagonismo de los vecinos para tejer un proyecto “que une desde la libertad para construir el pueblo que cada uno de nosotros queremos”. En el Partido Popular “cabemos todos porque todas las ideas son útiles para construir un futuro mejor para nuestro municipio”.

Con esta filosofía de “trabajo en equipo”, Tormo se convirtió ayer en presidenta del Partido Popular de Almassora con el reto de que “la suciedad que hoy empaña la belleza de nuestro pueblo dé paso a un proyecto que siente, piensa y exige otra forma de hacer las cosas”.

Arropada por el presidente del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Carlos Mazón, y la presidenta provincial del PPCS, Marta Barrachina, Tormo se nutre en su equipo de juventud y experiencia. Entre otros, Vicente Casino, en la secretaría general, y Silvana Rovira, como coordinadora, conforman un equipo en el que Amadeo Romaguera ocupa la vicesecretaría de Participación; Víctor Catalán la vicesecretaría de Comunicación; Eugenia Martinavarro la vicesecretaría Social; Roser Tellols está al frente de la vicesecretaría Sectorial; y Maira Barrieras ocupa la vicesecretaría de Organización y Electoral. Junto a ellos, el presidente saliente, Luis Martínez, será el director de la Oficina Ciudadana, Vicente Casanova será el presidente del Comité Electoral, y José Claramonte, actual regidor, asumirá las funciones de tesorero.

Esta ilusión y esta pasión que compartimos los que queremos a Almassora son los mejores mimbres para levantar una ciudad que no merece caer en las sombras porque quienes hoy gobiernan prefieren malgastar en propaganda antes que invertir en servicios, recursos y bienestar”.

Desde la limpieza de la localidad, “que es un clamor ciudadano”, hasta cuestiones tan vitales como el desmantelamiento de recursos sanitarios, en pueblo y playa, como el castigo a las inversiones que el Gobierno de Pedro Sánchez niega a la localidad, “Almassora tiene mucho futuro por delante”. El que exigen las más de 2.000 familias en paro a las que el PSOE, lejos de ayudar, castiga con unas subidas de la luz dramáticas que amenazan con llevar a la pobreza a muchos vecinos.

En el PP defendemos un proyecto que, desde el respeto y la escucha activa, abandone los despachos que la alcaldesa ha convertido en set de televisión para tomar la calle con el deseo de resolver los problemas que cada día acucian a nuestros vecinos. Política útil y de servicio que logre posicionar a Almassora en el mercado económico para captar capitales, atraer inversores y liderar un futuro que la izquierda se ha empeñado en reducir y limitar”.