Al paulatino cierre de especialidades se suma ahora la suspensión de consultas en un centro médico que el PP creó en 2011 con recursos que evitaran trasladosMaría Tormo

Almassora, 21 de julio de 2021: “El PSOE se ha marcado un objetivo claro: acabar con los recursos sanitarios en Almassora. Y no lo vamos a permitir”. Así de contundente se ha mostrado la portavoz del PP en la localidad, María Tormo, después de que ayer los sindicatos sanitarios denunciaran el cierre de consultas en el Centro Sanitario Integrado de Pío XII “en una nueva muestra de ataque a los vecinos y castigo a la cobertura médica que merece nuestra población”.

Desde el PP, tal y como ha anunciado Tormo, “vamos a habilitar todos los mecanismos que sean necesarios para exigir al PSOE que cese este ataque desmedido que priva a nuestros vecinos de los recursos sanitarios con los que el PP dotó a la población en 2011”. Diez años después, “estamos asistiendo a la desmembración de una red asistencial y médica que nos ataca a todos los niveles porque el PSOE prefiere gastar en propaganda antes que invertir en los recursos que salvan vidas”.

Solo así se entiende que las consultas de urgencias, pediatría, enfermería y medicina familiar del CSI Pío XII dejen de prestar servicio en “el centro sanitario integrado al que el PSOE ya ha atacado de forma lesiva desde hace años suspendiendo las especialidades de psiquiatría, traumatología, medicina interna, otorrinolaringología y oftalmología.

Llevan cinco años desmantelando poco a poco este centro por el que tanto luchamos. Y la alcaldesa es cómplice de este ataque porque en lugar de defender los derechos de nuestros vecinos está entregada a la defensa de Ximo Puig y las siglas de su partido”. “Antes que proteger a Almassora prefiere servir a Puig aunque para ello castigue a su pueblo”.

Un ataque “que no estamos dispuestos a asumir sin reivindicar los recursos que por justicia merecen las familias de nuestra población”. Por ello, “vamos a presentar iniciativas para frenar este desmantelamiento y exigir la inversión que permita contratar a personal a un PSOE que ha despedido a 563 médicos en plena pandemia y a garantizar las consultas que merece Almassora”.