El Real Decreto-Ley 27/2020, que confisca los remanentes, “no puede aceptarse. El dinero de los vecinos es del pueblo, no de un presidente que se va de fiesta en Falcon”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Almassora, 10 de agosto de 2020: El Partido Popular de Almassora ha exigido al PSOE que gobierna en la localidad que no entregue los ahorros de las familias de la localidad a su jefe de filas, “porque el dinero de Almassora, es de nuestro pueblo”. “No sería aceptable que los fondos recaudados con cargo al esfuerzo y al trabajo de las familias se los llevara Sánchez para irse de fiesta en Falcon. Los remanentes se quedan en nuestro pueblo para mejorar la calidad de vida y los servicios a nuestros vecinos”.

Así lo ha considerado la portavoz del PP en Almassora, María Tormo, quien ha lamentado la política de un Gobierno de España que, “con Sánchez a la cabeza no solo ha generado el mayor gasto a la democracia con 22 ministros, es que desde que se se constituyó la nueva legislatura, el gasto en asesores y altos cargos no ha parado de incrementarse”.

Estos dispendios “no pueden correr a cargo del bolsillo de los vecinos de Almassora. Por tanto, si lo que necesita Sánchez es liquidez para poder financiar el carburante del Falcon y la nómina de sus ministros, lo que debe hacer es gestionar con responsabilidad y sentido común”.

Almassora registra un paro que afecta a 2.100 familias de la localidad. Lo último que merecen estos vecinos, en opinión de Tormo, “es que venga el PSOE chantajearles y usurparles los fondos que son del pueblo”. Por este motivo, ha explicado la portavoz del PP en Almassora, “no vamos a permitir que el PSOE ceda estos fondos a su jefe de filas y castigue a los vecinos de nuestra localidad”.

Desde el Partido Popular de Almassora, “tenemos claro que el trabajo y el esfuerzo con el que se han conseguido estos ahorros debe revertir en nuestra localidad. En frenar los recortes en materia sanitaria que está imponiendo el PSOE de forma indiscriminada. En garantizar servicios públicos que amenazan con ser desmantelados, como la oficina de paquetería de Correos. En mejorar el bienestar, en definitiva, de las familias de nuestro pueblo”.